jueves, 20 de octubre de 2011

Los insdignados

Hay un movimiento, nacido de las entrañas del anarquismo, en el mundo desarrollado (G20) donde se confronta a los banqueros con la dura realidad de los mercados en franco declive por pesadas y abultadas cargas sociales que los políticos tradicionales a cambio de votos fomentaron y avalaron por décadas. En un contexto globalizado de información esta "indiganación" atraviesa diversas realidades del mundo desarrollado que comienza a ver en las corporaciones financieras los carroñeros del capitalismo donde aquellos miraran con codicia la oportunidad de la crisis para salir adelante con jugosos e incondicionados financiamientos estatales que finalmente pagarán en gran parte las clases medias y trabajadoras con hipotecas más caras e impuestos más elevados pero también los estudiantes con cursos universitarios más costosos y barreras más altas para entrar en el mundo del trabajo formal. Sin contar con la pesada carga ambiental que los estados están  dejando a los leoninos intereses corporativos. Hoy el imperialismo moderno personificado en los intereses de grandes grupos financieros ahora atacan a sus propios electores en aquellos países desarrollados que vieron en el capitalismo la quimera de un sueño americano que no se mantuvo después de la caída del muro.
El aprismmo místico de izquierda de pan con libertad y del desarrollo de las clases medias y estudiantiles está más vigente que nunca, aquellos miopes que miran en el crecimiento empresarial la única razón de su codicia se estrellan contra conceptos de Crecimiento Sostenible, Responsabilidad Social que miran a un futuro mejor en favor de toda la humanidad.
Busquemos en el activismo fortalecer las instancias democráticas internas para que el partido retome esta valía de instrumento social y que sirva de vehículo de representación místico y transparente de un frente de trabajadores manuales e intelectuales que proyecten este país al futuro. Solo así daremos contenido a una afiliación partidaria a un partido como el nuestro. Que la militancia se encuentre atenta y vigilante, porque los vientos de cambio soplan en el globo y la triquiñuela de algunos se desmorona frente a la democratización de la información.